5 prácticas para desarrollar una conducta ética

5 prácticas inteligentes para desarrollar una conducta ética del liderazgo RH

Una forma de construir en nuestras vidas las acciones cuando se combina con nuestro carácter y valores, hacen una diferencia positiva al llevarse a cabo.

La creación de la comunidad

  • Los líderes éticos invierten en la creación de una comunidad. Lo hacen mediante el uso de la misión de la organización y los valores compartidos como la piedra angular para la toma de decisiones. Reconocen y aprovechan los acuerdos entre las diversas partes interesadas y refuerzan su compromiso con los mismos en los momentos clave. Cuentan historias y modelos de comportamiento que contribuyan a una cultura fuerte.

Fomentar la conducta ética

  • Promueven la conciencia de la conducta ética en el trabajo. Se centran en la intención y la acción, para estar atentos a las trampas que limitan la capacidad de los humanos a comportarse bien. Identifican decisiones falsas, como las monetarias o de negocios cuando son de tipo ético, trabajar demasiado rápido para permitir el razonamiento moral, o pedir a la gente a que actué cuando están cansados o asustados, son las tendencias que pueden conducir a errores éticos.

Disciplinados en su rol

  • Los líderes éticos son más eficaces si desempeñan su posición sin descanso. Ellos son conscientes de los diversos conflictivos que tienen en la vida y son disciplinados para tomar decisiones con mayor conciencia para cumplir las obligaciones de su papel.

Clarificación de la cultura

  • A pesar de los esfuerzos y las intenciones, si las cosas van mal, los líderes éticos hacen una pausa para aclarar la cultura. En esos momentos, se refuerza o revisa la misión de la organización e identifican las brechas entre los valores declarados y los reales, permitiendo que otros en la organización determinen si sus valores personales van alineados con la organización.

Diseño de sistemas éticos

  • Líderes comprometidos con una práctica aceptable con la responsabilidad de diseñar sistemas éticos en la organización que utilicen objetivos, misión y valores para la toma de decisiones sobre las remuneraciones y promociones.
  • Invierten en el desarrollo individual y personal, como parte de su práctica de cultivar sus propios conocimientos que contribuyan más allá de su propia organización.
  • Son maestros en esta área que contribuyen a diseñar principios y estándares de la industria o de otros ecosistemas pertinentes.

Es útil estudiar la capacidad de una persona el emplear estas 5 prácticas de dirección ética como una forma de medir la efectividad de una persona como líder. Las personas con carácter fuerte y con capacidad de usar estas prácticas tienen más probabilidades de crear organizaciones con claridad en la misión y los valores, así mismo las personas que trabajan en ella se alineen, contribuyendo a relaciones más larga y saludables en la organización. Su conexión aumente la probabilidad de cumplir con el propósito y los objetivos organizacionales.

Fuente

Deja un comentario