¿Cuál es la relación actitud y felicidad en el trabajo?

Por Fernando Senties
29-Sep-2014

Un estudio llevado a cabo durante 12 años por el Dr. Salvatore R. Maddi1 , demuestra que la actitud ante situaciones de estrés es el factor más importante para sobreponerse a la adversidad, ser feliz en el proceso y lograr el éxito.

AMITAI como test de actitud, está basado en esta premisa teórica de que la relación entre la persona y el éxito depende más de la actitud que de las circunstancias, contrario a lo que la mayoría de la gente pensaría. Está demostrado que gente con similares talentos no tiene el mismo nivel de éxito, y lo atribuyen a las oportunidades; sin embargo, gente con similares talentos y oportunidades, tampoco tienen el mismo nivel de éxito, cuando menos de manera permanente a través de 12 años.

El Dr. Maddi y su equipo dieron seguimiento anualmente durante su estudio a un grupo de 400 supervisores, gerentes y ejecutivos antes y después de que IBT (Illinois Bell Telephone) hiciera un recorte de personal de 26,000 empleados a casi la mitad en 1981. Los resultados muestran que dos terceras partes de ese grupo sufrieron un declive significativo en su desempeño, liderazgo y en su salud como resultado del grado extremo de estrés derivado del recorte; esto incluyó infartos, obesidad, depresión, abuso de
sustancias y bajos resultados en evaluaciones de desempeño. Sin embargo, el otro tercio de este grupo, de hecho prosperó durante este periodo, a pesar de haber experimentado el mismo nivel de estrés derivado de los mismos eventos que sus colaboradores. Estos empleados mantuvieron su salud, felicidad, desempeño y experimentaron un renovado entusiasmo.

El Dr. Maddi, lo atribuye a tres factores principales: compromiso, control y actitud ante los retos.

Empleados Felices, hacen ambientes laborales felices…

Es muy común pensar que un ambiente laboral agradable, sano, estimulante, de respeto y oportunidades nos haría muy felices en el trabajo, si esto fuera así, la mayoría de la gente sería muy feliz en el trabajo, y ese no es el caso. La verdad es que esto es una falacia, un espejismo en nuestra mente, no porque esos ambientes no existan, existen y en abundancia, sino porque no depende de las circunstancias que nosotros seamos felices. No son lugares felices los que hacen personas felices; son personas felices las
que hacen lugares felices.

De la misma manera en que los niños reaccionan ante ciertas circunstancias, lo hacemos nosotros como adultos en el trabajo, por eso es importante trabajar en la actitud desde la infancia. Por ejemplo, si un niño, que acostumbrado a ello, espera un resultado determinado de una conducta determinada, como la obediencia, y no la obtiene, la mayoría de ellos se muestra frustrado, molesto y con un sentido de que se le adeuda algo, aún cuando no lo pueda expresar o razonar, es meramente percepción y sentimiento
derivado de esa percepción.

Nuestra actitud es el factor más determinante de nuestra percepción, muestra de esto, es que aún en las empresas que han sido “rankeadas” como los mejores lugares para trabajar, por “Great Place To Work®”, encontramos casos de gente que no se desempeña a su máximo potencial ahí, y peor aún, no disfruta del ambiente laboral. En muchos casos, es porque esa gente, ya sea transicional o por personalidad, no puede mantener una actitud positiva ante las circunstancias que está viviendo, ya sean personales o en el trabajo. No estamos diciendo que no tenga una razón legítima para no tenerla, lo que estamos diciendo es que la forma de enfrentar la adversidad es lo que encausará la manera en que resolvamos la misma.
Esto es tan importante, que esta actitud determinará si las circunstancias nos destruirán o nos catapultarán al éxito.

1. American Psychological Association. Turning Lemons into Lemonade: Hardiness Helps People Turn Stressful Circumstances into Opportunities. 2014. http://www.apa.org/research/action/lemon.aspx

Deja un comentario