En México combaten corrupción con el apoyo de un libro denominado: ¡Libro Vaquero!

Buscando fortalecer el Sistema Nacional Anticorrupción. La Cámara de Diputados y la organización Ethos-Laboratorio presentaron el “Libro Vaquero Anticorrupción”.

Bajo el formato de la famosa historia gráfica, se cuentan casos sencillos en los cuales los ciudadanos interactúan con autoridades en diversas, situaciones que se precisan las responsabilidades de cada parte.

Se explicó que el libro forma parte del conjunto de acciones para fortalecer la implementación del Sistema Nacional Anticorrupción, las cuales se han coordinado con el Caucus Anticorrupción de la Cámara de Diputados.

Tendrá un tiraje de 118 mil ejemplares, más 23 mil se repartirán en universidades, centros de estudios, el Metro de la Ciudad de México y brigadas especiales.

Diputados integrantes del Caucus Anticorrupción llamaron a construir un frente común contra la corrupción, en el que haya un mayor acompañamiento y conocimiento de la ciudadanía de lo que es la implementación del Sistema Nacional Anticorrupción.

Minerva Hernández Ramos, presidente del caucus, dijo que sin un control efectivo de la corrupción, la transparencia sólo propicia impunidad. Se necesitan dos personas y para cometer un acto de corrupción también; por eso, me llamó la atención esta idea de explicar a la población la importancia de no ser partícipes de actos de corrupción y la trascendencia de realizar las denuncias respectivas.

Manuel Clouthier Carrillo, diputado independiente, sostuvo que el sistema político mexicano no es solamente corrupto sino un proceso corruptor. Destaco la importancia de invitar al ciudadano a entender el concepto de la corrupción, así como del el Sistema y cómo puede empezar a contribuir.

Se destacó que el grueso de las observaciones y reclamaciones de los temas de corrupción están en las licitaciones y obra pública.

Este libro, pone al ciudadano como un elemento central de lo que se ha llamado “un sistema corrupto y corruptor, en el cual ya nadie se escapa”.

Fuente: Reforma

Deja un comentario